Una de las formas más rápidas de cambiar cualquier estancia es transformando el aspecto de sus paredes. El wallcovering, ya se trate de revestimientos murales decorativos o de papel pintado, es una de las armas más efectivas para renovar un espacio con poco esfuerzo. Versátiles y variados, los papeles pintados llevan ya tanto tiempo de moda que nadie duda de su capacidad para realzar una estancia. Durante los últimos años han vivido un fuerte resurgimiento. No es extraño, ya que cada vez hay opciones más variadas que permiten dar rienda suelta a la creatividad en la decoración de interiores: desde tejidos naturales o tramas complejas, hasta estampados exóticos o motivos geométricos.

que es el wallcovering

El papel wallcover permite crear infinidad de proyectos en decoración de interiores y dar un toque único a casi cualquier espacio del hogar. Intrincados, atrevidos, simples, coloridos, neutrales o con estampados llamativos, las opciones son muy amplias y tampoco debemos olvidarnos de los vinilos. Pero antes de seguir con las tendencias para este año, es importante conocer bien qué tipos de wallcovering existen y qué tener en cuenta al decantarse por uno o por otro.

Tipos de wallcover y papel pintado

Existen diversos tipos de papel pintado:

  • Papel pintado. Con una textura suave y fina, es el papel clásico. Puede ser delicado de limpiar y no resiste demasiado la humedad, por lo que cada vez es más difícil encontrarlo en el mercado. No se recomienda para cocinas, baños ni zonas de mucho uso, sí para dormitorios, despachos o salas de estar.
  • Papel pintado vinílico. Es un papel lavable, mucho más resistente ya que posee una capa protectora de vinilo, haciendo que resista mejor el sol y la humedad. Son una buena elección para cocinas, baños, pasillos, salones, habitaciones infantiles.
  • Papel vinílico con textura. Son papeles con relieve que además llevan un recubrimiento de barniz o de vinilo. Ideales para paredes con imperfecciones o en mal estado, ya que las disimulan y cubren a la perfección.
  • Papel textil. Se trata de una base de papel sobre la que se le aplica un material tejido. Puede estar fabricado con fibras sintéticas o naturales como viscosa, lino, terciopelo o algodón. A veces, la base puede ser de tejido no tejido y en general  aporta una sensación de suavidad y calidez al mural. Este tipo de láminas tienen un coste más elevado, especialmente si son artesanales. Son delicados porque no aguantan bien la humedad y con el tiempo absorben olores, así que no es recomendable usarlos ni en la cocina ni en el baño.
  • Revestimientos murales pintados. Se trata de revestimientos con una textura o un relieve estampado de color blanco, pensados para poder pintarlos del color que se desee.
  • Papel mural contract. Este tipo de wallcovering es un empapelado especial que se emplea en hostelería, oficinas y locales de retail. Suele componerse de fibra de vidrio y luego se teje, por lo que además de ser más grueso ayuda a reducir ruidos, tiene resistencia al fuego y una gran durabilidad.

Si nos fijamos en la base o el reverso de las láminas, tenemos:

  • Base de papel. Para colocarlo y conseguir un agarre adecuado, necesita encolarse tanto la pared como el papel.
  • Base de tejido no tejido (TNT). Este tipo de wallcovering solo requiere encolar la pared por lo que es mucho más cómodo.
  • Base pre-encolada. En este caso lleva una base de cola en el dorso que necesita humedecerse antes de colocarlo.

Base autoadhesiva. Funciona igual que una pegatina, la base cuenta con su propio adhesivo y no necesita nada más para colocarlo.

Tendencias en wallcovering para 2022

El wallcovering y los recubrimientos murales han sido apodados en más de una ocasión como “vestuario para las paredes” por diseñadores destacados. Permiten crear ambientes únicos en una estancia que son imposibles de conseguir con otros acabados. En este año que recién ha arrancado, el arte wallcovering es una de las tendencias que han apuntado los diseñadores. ¿Qué colores, estilos, texturas y patrones son los que están más de moda para dar un nuevo look a las paredes?

La tendencia principal en diseños para este año son los estampados tropicales y botánicos en colores llamativos que generan una sensación de llevar la naturaleza al hogar. Los papeles de estilo selvático y frondoso siempre aportan frescura al ambiente.  También los diseños con aves y animales vienen pisando fuerte, especialmente cuando van combinados con hojas, plantas u otros elementos vegetales. Son una manera de conectar el hogar con la naturaleza de una forma juguetona y divertida.

En la misma línea, los diseños florales vintage de inspiración tradicional y los diseños florales a gran escala son otro de los protagonistas de la temporada, especialmente los de fondo oscuro. Son una buena forma de crear un ambiente acogedor combinándolos con otros elementos de interiorismo. Un uso muy inteligente de este tipo de papeles es aplicándolos en forma de mural sobre una única pared para crear un punto focal.

Los patrones geométricos son otra de las fuentes de inspiración para los papeles pintados más actuales. Los inspirados tanto en el Op-art como en el Pop- Art de los años 70 con colores vivos tienen su cuota de mercado, pero los que vienen pisando fuerte de verdad son los diseños inspirados en el Art Déco. Los elegantes y opulentos patrones que nos devuelven a los años 20 del siglo pasado aportan lujo y sofisticación. Sus líneas más finas, limpias y delicadas son sinónimo de auténtico cosmopolitismo.

Al escoger un tipo de arte wallcovering es importante tener en cuenta no solo su color y su estampado, sino también su textura. Los materiales empleados en las superficies pautan el estilo del espacio, y eso sucede también en las paredes. Actualmente, hay muchas posibilidades entre las que escoger: papeles con relieve, paneles de madera, revestimientos que simulan madera o ladrillo. Una de las tendencias que marcará la diferencia este año, es el papel wallcover de texturas textiles. Son muchos los interioristas que están combinando diferentes recubrimientos y elementos textiles en una misma habitación para crear entornos sofisticados y a la vez acogedores.

Otras tendencias de wallcovering en 2022 no vienen determinadas por el tipo de papel o los diseños, sino por cómo y dónde se ubican. Desde hace un par de años es habitual ver a decoradores e interioristas de renombre aplicándolo en el techo con resultados sorprendentes. Es una manera fantástica de aportar color y textura a estancias de colores neutros y planos, sin que resulte cargante. Los papeles decorativos en el techo con colores claros pueden hacer que la habitación parezca más alta, mientras que los tonos oscuros consiguen el efecto de bajar el techo en casas donde las paredes tienen mucha altura.

Sin embargo el uso del wallcovering que definirá este año serán las inserciones de papel pintado en paneles, enmarcados o sobre lienzos, tanto en formato grande como pequeño. No nos sorprende porque es una manera magnífica de romper la monotonía de un espacio, pero también de cohesionar los diferentes elementos de una estancia para que fluyan de forma armónica.

Por último, el wallcovering usado en una pared de acento seguirá estando de actualidad. Un mural de papel pintado o una única pared revestida acentúan el estilo de una habitación y crean un punto focal que capta la atención. Esta opción funciona especialmente bien aplicada en salones, dormitorios o cocinas, con los papeles pintados de estilo vintage y de colores más estridentes.

En Decommunity ¡te animamos a dar el salto hacia el wallcovering! Sabemos que una decoración mural coherente, con diseños que conecten con tu estilo de interiorismo es el modo perfecto de dar vitalidad a tu hogar.