El cambio de año se acerca. Es el momento perfecto para renovarse e inspirarse con lo último en diseño de interiores. Hoy queremos avanzarte algunas tendencias en interiorismo que vienen pisando fuerte para 2022. 

En Decommunity hemos puesto muchas veces el acento en las diferencias que existen entre decoración e interiorismo. A pesar de ser universos complementarios, no son para nada lo mismo. De la misma forma que un especialista en marketing y branding no son iguales, un interiorista y un decorador no trabajan en áreas idénticas.

El interiorismo se ocupa de una forma más profunda por los espacios, analizando sus estructuras y su dimensión arquitectónica. Su labor no es amueblar ni vestir las estancias, sino estudiar la arquitectura de un espacio concreto, para complementarla y enriquecerla. Por ello, su trabajo se centra en la distribución de los espacios de una forma específica y su voluntad es armonizar sus volúmenes teniendo en cuenta su iluminación, sus texturas y su decoración. En buena medida, podríamos decir que el alma de un auténtico interiorista se divide en un 50% arquitecto y un 50% decorador.

Y ahora sí, veamos cuáles son las tendencias de diseño de interiores para el año que llega. Toma nota porque dentro de poco empezarás a verlas en todas partes: revistas de interiorismo, documentales de tendencias, escaparates, ferias… 

1. Espacios multifuncionales y resilientes

La versatilidad ya mandaba en nuestra realidad cotidiana antes del 2019 y qué decir desde que el COVID ha sacudido nuestras vidas. Hemos tenido que aprender de nuevo a organizar nuestras rutinas, trabajo y relaciones sociales. Todo ello ha tenido un impacto decisivo en nuestro hogar y ha afectado a cómo diseñamos los espacios y los adaptamos a nuevas funciones como el teletrabajo, el deporte en casa o el descanso.

Tendencias interiorismo openspace

Más que nunca, estamos diseñando nuestro hogar como una guarida, un auténtico refugio para nuestro bienestar personal. En este sentido, las tendencias para 2022 siguen apuntando a la creación de espacios polivalentes y abiertos influidos por los conceptos openspace y loftspace. Recursos como: la eliminación de muros, la aplicación de muros transparentes, las cristaleras esmeriladas y semi-opacas, las paredes y puertas correderas o incluso de grandes celosías integradas seguirán imponiéndose.

Dentro de esta tendencia en interiorismo que prima la multifuncionalidad, se revalorizan estancias o rincones del hogar que anteriormente eran secundarios. Las terrazas y los balcones siguen teniendo gran protagonismo y se reutilizan espacios del hogar para  diseñarlos de forma ergonómica, de modo que permitan teletrabajar con los equipos informáticos.

2. Iluminación e inspiración natural

Otra de las grandes tendencias de interiorismo en 2022 también está motivada por las experiencias de los últimos años y es que la mayoría de nosotros hemos echado en falta la luz natural en nuestra vida cotidiana. ¡Mucha, mucha luz!

Diseñar espacios luminosos y bien ventilados será todo un must dentro de nuestras vidas. Los techos altos y los grandes ventanales con acceso a vistas exteriores se impondrán por la gran sensación de libertad que ofrecen.

En cuanto a la iluminación artificial, buena parte del interiorismo seguirá apostando por la tecnología LED tanto en el uso de perfiles de luz, como lámparas empotrables y tiras de LED. El estilo industrial continuará de tendencia con sus lámparas metálicas de gran formato mientras que las tendencias más cozy estilo Shabby Chic seguirán apostando por lámparas tradicionales de tela y lámparas con materiales naturales como fibras de yute, coco y algodón.

Los espacios de nuestras casas profundizarán en su diseño con materiales vegetales y eco-sostenibles porque promueven tanto el aire fresco como nuestra sensación positiva de responsabilizarnos con el planeta. La tendencia ecohome seguirá mandando en el diseño de los aislamientos térmicos, en el uso de paneles solares y en la aplicación de sistemas de reciclaje de agua domésticos. 

Del mismo modo, la creación de espacios con huertos caseros, la jardinería en el hogar, las plantas de interior naturales y los paneles de plantas preservadas serán tendencia. Por extensión, complementos de decoración de alta calidad y perdurabilidad creados en madera y recursos como las texturas naturales, los diseños florales y los papeles pintados jugarán también un papel clave como apoyo al interiorismo.

3. Fusión de tendencias y estilos

La libertad personal y la individualidad se impondrán en 2022 por encima de las propuestas con estilos únicos para todo el hogar. Una de las tendencias más sorprendentes para este nuevo año será la generación de un nuevo tipo de estancia personal. Desde los Man Caves se pasará también al diseño de Girl Caves: espacios individuales de los adultos para el ocio personalizados con grandes bibliotecas, pantallas, barras de bar, gadgets tecnológicos y herramientas para poder desarrollar aficiones de ambos géneros como la artesanía, el bricolaje, la costura, los videojuegos, etc.

En general, los interioristas jugarán a mezclar estilos de forma suave para las distintas estancias del hogar. Lo vintage, lo retro y la estética del reciclaje volverán a pegar fuerte, a la vez que tendencias súper diferentes como el estilo neoclásico. Por su parte, el Pop Art y el estilo Memphis se renovarán con nuevos toques Synthwave gracias a las nuevas posibilidades de la iluminación led tipo neón.

El minimalismo también seguirá siendo uno de los estilos predilectos del 2022 por su generación de ambientes neutros, espaciosos y luminosos. El mobiliario de tipo modular y adaptable será un gran aliado del estilo minimalista. Otra de sus posibles combinaciones será con el mobiliario de tipo Bold, generando estancias donde las curvas voluminosas romperán con la linealidad del resto de estancias.

Dentro de los musts imprescindibles para el diseño de interiores en 2022 también destaca la recuperación del mármol como material noble e imperecedero. Superficies murales, suelos, incluso mobiliario aplicarán mármol natural o simulado como texturas. Desde propuestas tradicionales como el mármol rojo se evolucionará también hacia el uso del Electric Marble, especialmente en tonos azul eléctrico, dorado y fucsia para espectacularizar algunos espacios. 

Por último, las tendencias de color que irrumpirán en 2022 romperán con la frialdad del diseño nórdico que ha dominado estos últimos años. Se recuperarán los revestimientos y superficies murales en tonos apagados como el azul índigo, antracita, viridián, los tonos terrosos y el color cobre.

Ahora ya tienes las claves de las tendencias en interiorismo para 2022. Si necesitas más inspiración y quieres estar informado de las últimas novedades sobre decoración, arquitectura y diseño interior, ¡suscríbete a nuestra newsletter!