Si algo positivo ha aportado el año 2020 ha sido la reflexión: sobre cómo vivimos y, sobre todo, qué tipo de futuro queremos construir. Y la arquitectura es un sector que no puede (ni debe) quedar al margen de esta evolución. En este sentido, las nuevas tendencias en arquitectura recogen estas inquietudes y reflexiones.

Por ello, la arquitectura que está por venir será más global, más ecológica, más inclusiva y priorizará la salud. Las tendencias arquitectónicas que marcarán este 2021 ya cuentan con un largo recorrido pero será este año cuando darán un paso en firme y se impondrán como muy relevantes y sustanciales para el sector.

Las tendencias en arquitectura para el 2021 reflejan los cambios de nuestro alrededor y el camino marcado por dos grandes transformaciones: la que ha provocado la COVID-19 y el llamamiento a una sociedad más verde y sostenible. Por eso veremos como los espacios abiertos y verdes, los materiales naturales, las líneas simples y una decoración que invita a relajarse y vivir serán los grandes protagonistas del año.

En Decommunity conocemos de primera mano las novedades del sector y las publicamos a través de nuestra cuenta @_archidesignhome_. Pero hoy hemos querido recopilar las 7 grandes tendencias de arquitectura para este 2021. ¿Preparado para descubrirlas?

Nuevas tendencias en arquitectura

1. Metal y bloques de cristal

En este recorrido por las tendencias arquitectónicas, nuestra primera parada (obligatoria) hace referencia a los materiales que tendrán un mayor protagonismo este año. Estos son: el metal, eso sí, formando estructuras expuestas, y los bloques de cristal.

Gracias a esas estructuras de metal se consiguen edificios mucho más impactantes, con un toque moderno y contemporáneo que va muy en la línea de la estética actual. Además, si el metal se ve dentro de la construcción, por ejemplo en el salón, se consigue un espacio con un carácter muy industrial, también muy en la línea de las tendencias de interiorismo para este año.

Por otro lado, los bloques de cristal son una solución muy decorativa sin perder la robustez, solidez y resistencia necesaria. Además, ofrecen ventajas como que permite la entrada de luz natural y su aislamiento acústico y térmico.

2. La invasión de los espacios verdes: una apuesta por la sostenibilidad

El futuro de la arquitectura es verde y esta nueva tendencia lo corrobora. La arquitectura sostenible es imprescindible para abordar un futuro en el sector que exige protección del entorno natural, construcciones resistentes al cambio climático y edificios mucho más eficientes.

Los jardines interiores, las fachadas y los techos verdes así como sistemas automatizados que hagan de los hogares espacios mucho más inteligentes, eficientes y sostenibles y que reduzcan el consumo son uno de los cambios por los que apuesta esta tendencia arquitectónica. Las conocidas como ‘casas pasivas’ pasan a un primer plano ya que son edificios altamente eficientes a la hora de regular el consumo de energía.

3. Priorizar la salud a través del diseño

Nuestra tercera tendencia arquitectónica está relacionada con la COVID-19. Con la pandemia mundial, la sociedad es ahora mucho más consciente de cómo su entorno puede afectar a su salud, por lo que se demandan espacios, edificios y construcciones (tanto de uso público como privado) que den respuesta a esta necesidad.

La solución es la inclusión de más elementos de mitigación como, por ejemplo, puntos de control sanitario, ventilación natural, materiales antimicrobianos, paneles de separación transparentes y distribuciones que faciliten la distancia social es lugares públicos. La pandemia obligará a repensar los espacios para hacerlos más sanos y seguros.

4. Casas mucho más multifuncionales y abiertas al exterior

Otra de las nuevas tendencias en arquitectura relacionada con la COVID-19. Tras la cuarentena vivida en gran parte del mundo, quedó en evidencia que muchos hogares no estaban preparados (ni bien diseñados) para albergar la actividad familiar durante 24 horas al día sin que el trabajo y la vida familiar se convirtieran en un caos.

De este problema ha surgido la tendencia de apostar por casas mucho más funcionales, que se acomoden a lo que hoy conocemos como “nueva normalidad” y que se adecuen mucho más al nuevo estilo de vida en todo el mundo. Por ello, se exigirán espacios mucho más flexibles, abiertos, dinámicos y con una clara tendencia hacia el exterior.

Los balcones, terrazas y patios se han revalorizado después de la cuarentena y ahora demandan ser espacios útiles durante los 365 días del año.

5. ¡Hola a las casas modulares!

Al hablar de las tendencias arquitectónicas actuales no podemos olvidarnos de las casas modulares. Una vertiente que ha ido ganando terreno durante el 2020 y, por tanto, una tendencia que llega para quedarse.

La construcción modular ya no es solo una opción para viviendas temporales y cada vez más arquitectos y diseñadores se plantean esta opción para sus proyectos ya que se consiguen edificios estéticamente visuales, son mucho más rentables y perduran en el tiempo.

6. Arquitectura por y para las personas

Dentro de las nuevas tendencias arquitectónicas también debemos hacer referencia a la arquitectura relacionada con la construcción de la ciudad. Con la cuarentena y el parón mundial provocado por la COVID-19, la polución en el aire bajó a mínimos históricos y de aquí nace este nuevo propósito para el sector.

Apostar por ciudades con un aire más limpio, calles más tranquilas y más gente caminando o en bicicleta es posible con la construcción de infraestructuras pensadas por y para las personas. De hecho, invertir en este tipo de edificaciones (más parques, más carriles bici, más espacios verdes) presenta multitud de beneficios: menos costes, más salud y seguridad pública, mayor potencial turístico y de ocio y mayor bienestar de la comunidad en general.

7. Restauración y rehabilitación de viejos edificios

La última de las tendencias en arquitectura para el 2021 tiene que ver con la rehabilitación y restauración de viejos edificios. A pesar de que no es algo novedoso y que ya se lleva a cabo desde hace años, sí es un punto al que debemos prestarle atención durante este año.

El motivo es que rehabilitar o restaurar viejos edificios es mucho más sostenible que construir desde cero. Además, se preserva un valor cultural y arquitectónico de la ciudad al mismo tiempo que se evita destruir zonas rurales para la creación de zonas residenciales.

En definitiva, las tendencias arquitectónicas para este año 2021 buscan, en su conjunto, trabajar por crear un mundo mucho más verde, sostenible, seguro, eficiente y saludable. Unas tendencias que avanzan junto a la sociedad. ¿Cuántas de ellas se convertirán en una realidad? ¡Hagan sus apuestas!