Decorar con mimbre es la nueva tendencia decorativa que está conquistando a todos los decolovers. El renacer de los materiales naturales ya se ha afianzado como la gran necesidad para tener un interiorismo trendy, y el mimbre es la estrella de esta temporada. Los muebles de mimbre para interiores son los protagonistas, una vez más, recuperando la esencia de lo tradicional.

Nuestras abuelas ya recurrían a cabeceros, sillas y cestas de mimbre. Si conserváramos los muebles originales de las casas de la playa de nuestros abuelos, probablemente ahora mismo podríamos aprovechar muchas de las piezas para decorar nuestro hogar y quedaría de lo más actual. 

Tanto el mimbre como otros materiales similares como el rattan son muy versátiles en cuanto a las posibilidades de manipulación, pudiendo crear numerosas formas y estéticas. Esto los ha convertido en los protagonistas de nuestra decoración, no solo en pequeñas piezas sino también en muebles, pudiendo llenar completamente los espacios. 

La clave está en mezclar lo artesanal con lo actual y moderno para crear un interiorismo atractivo. Decorar con mimbre ya no se reserva solo para estilos más rústicos y campestres sino que se trata de una tendencia que ha ido adaptándose a todos los estilos, incluyendo el vintage, el étnico, el nórdico o el natural. 

Pero, ¿por qué el mimbre está tan de moda? Las piezas de mimbre aportan naturalidad, calidez y elegancia a cualquier espacio de la casa, que también son resistentes y duraderas. Además, se trata de un material eco-friendly basado en fibras naturales que respeta el medio ambiente, como también lo son el yute, el bambú o el rattán, este último en muchas ocasiones comparado con el propio mimbre.

¿Es mejor el mimbre o el rattán?

Es habitual que estos dos materiales se puedan llegar a confundir ya que tanto su estética como sus cualidades son muy similares. Sin embargo, el mimbre y el rattán proceden de orígenes distintos y pueden aportar beneficios diferentes a la decoración. 

En primer lugar, el rattán proviene de Asia y deriva de la palmera trepadora, lo que lo hace más sólido y robusto que el mimbre, así como le otorga una mayor resistencia a la humedad. Por su parte, el mimbre viene de un arbusto originario del Antiguo Egipto, siendo un material más ligero y flexible. 

En realidad, muchos de los muebles fabricados en fibras naturales suelen combinar estos dos materiales para potenciar sus ventajas y conseguir piezas más flexibles y resistentes. 

Decorar con mimbre y rattán

El mimbre y el rattán ya eran materiales comunes en la decoración de exteriores pero cada vez más están adquiriendo protagonismo también en los interiores, ya que aportan calidez y belleza. 

Muebles de mimbre para interiores

 La naturalidad y elegancia de los muebles de mimbre otorgan a los espacios un toque mediterranéo hogareño y actual, tanto en salones y comedores, como en baños y dormitorios. 

Su calidez y sencillez los convierten en grandes aliados de la decoración nórdica. Combinados con madera y blanco, dan el toque acogedor que necesitan las casas nórdicas, que pueden transmitir algo de frialdad y monotonía si no se cuidan los detalles. 

¿Necesitas inspiración para decorar con mimbre? Visita el perfil de instagram @designhomedecor y encuentra las mejores ideas para adaptar a tu casa.