Como una vez dijo la arquitecta española Carmé Pinós: “Si una escalera está bien diseñada, todo el que la baja parece un caballero”. Una frase que pone el primer escalón a los pisos que vamos a subir aquí a través de este artículo; Inspiración en escaleras.

Dentro de la arquitectura, el diseño de escaleras conforma una asignatura aparte, ya que tiene su propia filosofía. Una escalera es un elemento que puede ser innovador y combinar distintas formas y materiales en un espacio total. Es más, puede ser la rotura de lo establecido en una casa o en un edificio, distorsionando el estilo de los mismos.

De hecho, es posible que algunos componentes de un espacio pasen a veces desapercibidos, por ejemplo un elemento decorativo o incluso, un pilar en medio de un salón, pero la que siempre ocupa todas las miradas sea como sea, es una escalera. De ahí la importancia de su diseño. Es por ello que dejamos de lado su funcionalidad para adentrarnos más en su parte estética, en su parte inspiracional.

Inspiración de escaleras: buscando su esencia

Empezaremos por contar algo que ya es sabido y es que las escaleras son una herramienta funcional muy necesaria, pues sirve como conector entre varios espacios que están a diferentes alturas. Es por eso que si buscamos su historia, tendríamos que remontarnos a miles de años atrás, ya que ha sido, es y será una estructura universal con un fin específico dentro de un espacio.

Puesto que no es el momento de bajar por su historia, ahondaremos en su simbología.

La escalera es uno de esos objetos cargados de simbología y que además, se le considera arquetipo, ya que tiene una forma universal que puede ser reconocida en cualquier parte del mundo. Desde la antigüedad hasta la actualidad, la escalera ha sido utilizada simbólicamente para representar un viaje (como hemos hecho al inicio de este artículo).

Pero además, también es una metáfora (subirlas o bajarlas) muy utilizada en la sociedad. Un ejemplo, el cine. En las películas, las escaleras han sido utilizadas como metáfora de grandiosidad, lujo y elegancia. ¿Quién no recuerda la escena de «Lo que el viento se llevó» en la que Scarlett O’Hara baja esas maravillosas escaleras con alfombra roja? O la escalera imposible de la película de Origen, de Christopher Nolan o la mágica de Harry Potter. Todas ellas han cargado de significado lo que es, en un principio, un objeto meramente funcional.

Imagen de Cultura Colectiva

Diseño de escaleras: la importancia de una escalera bien hecha

Ahora sí, es el momento de abordar la importancia del diseño de una escalera.

Una escalera tiene que combinar forma y función y debe estar (siempre) dentro de nuestros límites de las personas, ya que nacieron para hacernos la vida más fácil. Es por ello que tiene que tener una altura concreta de máximo 21 centímetros aproximadamente entre escalón y escalón, para evitar que la rodilla supere el abdomen y haga una flexión mayor en la subida.

Otro indicador importante del diseño de una escalera es la anchura del escalón, el cual no tendría que ser inferior a 65 centímetros aproximadamente. De esta manera aseguramos que un pie quepa holgadamente en cada peldaño. En cuanto a la cantidad de escalones, lo ideal son 15 escalones como máximo por tramo, intentando siempre que haya un punto de descanso entre tramo y tramo.

Por último, si hay algo que debemos tener en cuenta en el diseño de una escalera es el material con el que se realizarán los peldaños, este tiene que ser antideslizante fundamentalmente, pues evitaremos resbalones y caídas.

Las mejores ideas de diseño de escaleras: ¡No querrás bajar de estas escaleras!

Ahora que ya sabemos que el diseño de escaleras va más allá de su funcionalidad y que, requiere de ciertos criterios estándar para su diseño en un espacio, vamos a ver algunos de los mejores diseños de escaleras; un must que deben conocer todos los diseñadores de interiores, pues el buen diseño de escaleras es un diamante en bruto con el que conseguir crear un ambiente único.

1. Escaleras caracol: un clásico que mejora con el tiempo

Desde los grandes castillos hasta catedrales, las escaleras de caracol son parte de la historia del diseño de escaleras. Es muy usual verlas dentro de un hogar, pues además de ser muy funcionales, ocupan menos espacio.

2. Escaleras de acero: el estilo industrial que todo espacio necesita

Las escaleras de acero son una declaración de intenciones, porque quedan bien en cualquier espacio, aportando ese toque industrial y neoyorquino que a todo diseñador de interiores enloquece.

3. Escaleras de peldaño abierto: pisa fuerte y sin miedo

Este tipo de diseño de escalera se popularizó hace relativamente poco y no a todo el mundo gusta para su casa. Tienen un “pisar con cuidado”, ya que son escaleras de peldaño abierto, lo que puede ser más “peligroso” y menos práctico que una escalera común. Sin embargo, las escaleras de peldaño abierto son un plus al espacio, pues abren totalmente el lugar donde se encuentren, generando ese aire muy imprescindible en algunos hogares.

4. Escalera tipo imperial: elige tu propio camino

Este tipo de escalera tienen la peculiaridad de ser dos tramos distintos de escalera pero que suben a un mismo lugar. Se trata de una escalera donde prima principalmente el buen gusto por encima del diseño.

Si quieres más inspiración de escaleras, visita nuestra comunidad de diseño de interiores @design_interior_homes. Aquí encontrarás todas las sugerencias e ideas que necesites.

No nos podemos ir sin aludir a una frase que pone el escalón final a este artículo, una frase de Paul Rand, considerado el padre del diseño gráfico moderno y que dice así: El diseño es simple. Por eso es tan complicado.