Los tonos oscuros próximos al negro son tendencia, pero a veces nos cuesta incorporarlos a nuestra decoración por temor a que haga parecer los espacios más pequeños o pase de moda muy rápido. La solución es el gris oscuro casi negro, ya que sigue siendo tan prufundo como el negro más intenso sin ser tan impactante, ayudándo a crear espacios más serenos y sofisticados.

El gris oscuro casi negro es un tono ahumado, con mucha textura, que tiene la capacidad de contrastar con todo tipo de colores, incluido el blanco, lo que permite aportar profundidad a los espacios, resaltando cualquier pieza de decoración.

Se trata de un color polifacético. Al mezclarlo con otros tonos neutros como el blanco o el gris, suaviza su efecto, pero si se combina con tonalidades más frías, como el verde o el azul, el resultado es más actual y moderno. Sin embargo, la combinación de gris con tonos cálidos da como resultado ambientes sofisticados, acogedores y modernos.

El color en la decoración: las combinaciones de colores más trendy

El gris tiene la capacidad de destacar el potencial de los colores que lo acompañan. De esta manera, al juntarlo con colores alegres y llamativos, conseguimos la dosis justa de elegancia, funcionalidad y originalidad, mientras que si lo combinamos con colores de su misma gama, creamos ambientes relajados y acogedores, que podemos potenciar además añadiendo materiales cálidos como la madera.

Estas son las combinaciones de color ganadoras en decoración esta temporada:

Gris y madera

En esta combinación, el gris aporta el punto elegante y sofisticado, mientras la madera confiere al ambiente la calidez que le falta al gris. Para completar un interiorismo perfecto, se recomienda añadir texturas para incrementar la calidez, como plaids o alfombras, por ejemplo.

Gris y rosa

El rosa consigue que el gris emane romanticismo y delicadeza, mientras que la frialdad del gris reducen ese punto cursi que a veces pueden evocarnos los tonos rosados. En este caso, añadir otras tonalidades como el verde, el plata o el marrón suma calidez y convierte el espacio en más acogedor.

Gris y Amarillo

El amarillo es uno de los colores que mejor combinan con el gris, ya que es lo convierte en la base perfecta para que esta tonalidad más cálida aporte alegría y carácter.

Gris y blanco

El gris junto al blanco consigue generar ambientes muy elegantes y sofisticados, aportando el punto justo de calidez para hacer del hogar un lugar más acogedor.

Si te interesa el uso del color en la decoración y quieres nuevas ideas que te inspiren, entra en Instagram y sigue el perfil @_designhomedecor para conocer todas las tendencias.