Decorar con estampados es una de las labores más complejas y arriesgadas del diseño de  interiores. Sin embargo, cuando se domina la técnica, los resultados alcanzan otro nivel, ¡veámoslo!

Si existe una afirmación que resuma la combinación de diseño y elegancia en una sola frase, esa es sin duda, la archiconocida: “Menos es más”. Por eso, cuando un diseñador decide salirse del camino marcado y combinar estampados, colores y formas diferentes en un mismo espacio, está arriesgando, y por supuesto, dejando atrás la zona de confort.

Además de visión, talento y creatividad, para combinar estampados de forma profesional es necesario conocer algunas pautas esenciales sobre cómo hacerlo con éxito. Comencemos con un repaso a los estampados más comunes en decoración y veamos cómo deberían combinarse entre ellos, y con el entorno, para conseguir mezclas ganadoras. ¿Nos acompañas?

Tipos de estampados en decoración, del toile de Jouy al Ikat

Aunque es imposible calcular el número de estampados que existen en decoración, hay algunos patrones que se repiten una y otra vez cuando estás decorando con estampados. Así, teniendo en cuenta esos patrones que se repiten, se imitan, se mejoran y  cambian de colores para dar vida a modelos nuevos, podemos identificar algunos estilos principales:

  • Polka Dots
  • Vichy 
  • Tartán
  • Animal Print
  • Cachemira
  • Jacquard
  • Graph o retícula
  • Pata de Gallo
  • Espiga 
  • Príncipe de Gales
  • Chevron
  • Toile de Jouy
  • Ikat
  • Raya diplomática
  • Floral
  • Patchwork
  • Flor de Lis
  • Fret
  • Ogee
  • Vermicular
  • Scales
  • Quatrefoil
 tipos de estampados

Una vez conocemos algunos de los tipos de estampados más populares, vamos a ver cuáles son las claves para introducirlos en el diseño de interiores para conseguir resultados de escándalo.

Decorando con estampados nivel principiante

Aquellos que se inician en el arte de decorar utilizando estampados saben que existe una opción segura: decorar con estampados al tono. Escoger diferentes patrones y mezclarlos es complicado, pero si los mezclamos utilizando los mismos tonos, la importancia de esos estampados quedará diluida y pondremos el acento sobre aquello que nosotros queramos.

Aquí es importante tener en cuenta la regla de los impares, que hace referencia a cómo,  cuando el número de estampados en la estancia es par, los patrones compiten entre sí. En cambio si el número de estampados es impar la importancia puede ser repartida mejor: agrupando en pares, jugando con el tamaño…

Así, si nos decidimos a resaltar un estampado podemos optar por escoger uno con un patrón más grande o simplemente utilizar alguna de las siguientes técnicas.

En los cojines podemos apreciar cómo la importancia del estampado queda diluida, como consecuencia de combinar diferentes patrones pero en tonos muy similares.

Lo mismo ocurre en esta terraza, múltiples estampados pero con una sensación de homogeneidad creada por los tonos.

Escogiendo al protagonista de la habitación

Destacar un estampado por encima de colores lisos o incluso de otros estampados será una opción ganadora. Los estampados que se convertirán en el centro de la estancia deberán ocupar una parte importante del espacio, o ser lo suficientemente llamativos como para captar más atención. 

Si un estampado es muy llamativo o está ocupando la mayor parte del espacio, combinarlo con tonos neutros o a gama cromática será una buenísima opción. De esta manera, lograremos potenciar ese efecto de protagonismo sin saturar la habitación. 

Cuando estamos decorando con estampados, en caso de querer añadir más, sin restar importancia al principal, lo mejor es optar por la sencillez tanto en forma como en color. Patrones que sigan la línea del principal o, en caso de ser muy diferentes, que el estampado sea más pequeño. De esta forma se consiguen looks tan atractivos como estos:

¿Adivinas quién es el protagonista en estas habitaciones?

La magia de los complementarios

Cuando la combinación de estampados menos pensada funciona, suele ser porque la magia de los complementarios está haciendo su efecto. A la hora de combinar flores, rayas, puntos y otros estampados freestyle, apoyarnos en los colores complementarios y las gamas es la opción para hacer encajar todas las piezas del puzzle.

Motivos florales, geométricos, dibujo… Es impensable que una mezcla así pueda funcionar, sin embargo, lo hace.

Rayas, puntos, puntos rayas, blanco y negro, negro y blanco…

Los contrarios siempre consiguen un equilibrio perfecto, integrando todos los elementos del ambiente.

Poniendo la guinda al pastel

Nos encanta esta propuesta, colores vibrantes coronados con estampados combinados de una misma gama. Cuando se crea una base potente, ésta permite integrar diferentes estampados sin sobrecargar, eso sí, debe optarse por estampados de la misma tipología: diferentes motivos geométricos, diferentes motivos florales. Nuestro protagonista será ese color maravilloso y la guinda al pastel la pondrá la gama de estampados.

Aquí el verde y el rosa hacen de base para acoplar los distintos estampados florales al conjunto.

Propuestas extra atrevidas, ¿por qué no?

Para los que se atreven con todo, tenemos ejemplos que demuestran que, la gracia del interiorista para colocar cada elemento en su lugar, lo es todo. Por eso, pese a todas las normas o técnicas que puedan existir, siempre encontraremos excepciones extraordinarias.

Las reglas están para romperlas, ¿no es fantástico?

Mirad este patchworking aplicado al global de la estancia..

Mezclas imposibles…que funcionan

Las habitaciones infantiles, son un buen lugar para experimentar con combinaciones más atrevidas…

Estampados de estampados, estridencias en colores, combinar estampados opuestos…

Mosaico floral en la pared, suelo geométrico, colores brillantes… ¿Osadía o una maravilla?

Terminemos con una recapitulación…

  • Si quieres combinar diferentes estampados y destacar alguno de ellos por encima del resto, utiliza la regla de los impares.
  • Si utilizas un número impar de estampados, superior a 3, colócalos pareados y procura que sus patrones tengan un tamaño distinto para lograr un mejor resultado.
  • Decorando con estampados, el de mayor tamaño o que ocupe la mayor parte del espacio, tendrá protagonismo. ¡Define qué quieres destacar!
  • Si quieres utilizar varios estampados sin que destaque ninguno, escoge el mismo tono o color para todos ellos.
  • Con colores vibrantes, estampados variados pero de la misma tipología aportarán un efecto de escándalo.
  • ¡Rompe las reglas! Explora tu creatividad y disfruta del proceso

Consigue más inspiración para tus diseños de interior, en las cuentas @_designhomedecor y @design_interior_homes