Nunca es tarde para darle una capa de pintura a tu hogar. Tanto si es nueva o la quieres remodelar, el color para decorar las paredes definirá totalmente tu estilo de decoración. Así que, no te pierdas los colores para interiores que hemos pensado para aportar en cada parte de tu casa ese toque especial tuyo. ¡Atento! 

¿Cuáles son los colores para decorar las paredes más utilizados?

¡Dinos cómo eres y te diremos qué color necesitas! Las tonalidades varían según la personalidad, pero todas ellas son un acierto. Así pues, hemos seleccionado los colores de moda para las paredes según el estilo que más te defina. 

Piensa si te gustaría algo más sofisticado y elegante, o eres más de la frescura del Mediterráneo o, por el contrario, si no quieres complicaciones y eres más de apuestas seguras, las tonalidades neutras son para ti. 

Sea lo que sea, en Decommunity hemos recopilado la selección de los colores para decorar las paredes que están más de moda. Ahora la decisión es tuya… ¡escucha tu mood!

Colores para decorar paredes: cuando la elegancia es la protagonista

Si la sofisticación te define, los colores para interiores intensos son los que le darán el toque mágico a tus habitaciones. 


¿Has oído hablar del azul petróleo? Una de las tendencias en colores para decorar las paredes de los últimos tiempos. Elegante, distinguido y original. Una oscilación entre azul y verde, que le vendrá que ni pintado a cualquier pared de tu hogar.

¿Con qué colores lo combinamos? Nuestras mejores opciones son los toques mostaza y caldera, con un resultado super original y vibrante, a la par que selecto. También elige texturas como el ratán o fibras vegetales. Asimismo, las decoraciones en dorado también son un acierto para nuestro querido azul petróleo. Y si no sabes dónde, el salón será un lugar ideal donde apostar por este color. 

SpaceJoy

Para los más apasionados y seductores, el color burdeos es una apuesta segura para la pared de un dormitorio o un pequeño despacho. ¿Sabes de dónde proviene su origen? Deriva del vino francés “bordeaux”, y no es de extrañar porque… ¿Hay algo más sensual que un vino tinto francés?  

Los colores para interiores intensos necesitan combinarse con colores neutros como los tierra suaves. La finalidad de este contraste es disuadir la intensidad de la tonalidad y no quitar protagonismo al color del amor. Y si eres algo atrevido, puedes crear una composición única añadiendo detalles decorativos en gris suave, rosa palo o incluso colores corales. En cuanto a los materiales ideales para este color, destacan las maderas marrones o blancas, eso sí, en pequeñas dosis.

Siyan Peng

Este color le dará a tu estancia mucha fuerza visual, ya que consigue crear ambientes elegantes con carácter y de personalidad, como el buen vino. 

Fresh feeling on the wall

Si eres la alegría de la huerta y te identificas más con los colores para decorar las paredes frescos, luminosos y con un carácter marcadamente alegre que te lleven a un verano soleado…¡Estos son tus colores!

Unas de las cosas que definen el Mediterráneo son las olivas, y de aquí viene nuestro color verde oliva. Una tonalidad muy versátil que puede aportar sobriedad y frescura al mismo tiempo. Nos recuerda a la naturaleza, por lo tanto hará que tu habitación respire paz y serenidad al instante. 

Aunque no lo parezca, los tonos azulados o amarillos mostaza en cualquiera de sus gamas, son más que adecuados para generar combinaciones agradables con el verde mediterráneo. Si quieres añadirle a la decoración algo cálido e innovador, los colores marsala (vino tinto muy suave), púrpura e incluso el rosa polvo pueden ser buenos acompañantes, cada uno aportará un estilo distinto y único. 

En cuanto a los materiales y texturas, al ser un color tan flexible, cualquier opción es buena. Nosotros apostamos por las cocinas verdes oliva, con una madera rústica de acompañante. Y recuerda, se recomienda que en estas combinaciones, se incluyan colores claros como el blanco roto, para darle una pincelada de luminosidad extra a la decoración. 

Otro de los colores para decorar las paredes que nos causa serenidad y descanso al momento, es el color malva en su tonalidad suave, por ejemplo el Iris Mauve. Asociado a la espiritualidad y la creatividad, creará estancias alegres, llenas de optimismo y energía positiva. 

La unión ideal es con el color blanco, pero también casa perfectamente con la misma gama: gris, tonos de blanco o blancos rotos. El objetivo es no restar la luminosidad y frescura del malva, así que si quieres darle un toque extra en negro, se volverá más sobrio, pero por el contrario el azul turquesa bien empleado será brillante. 

Es de los colores para decorar las paredes más elegidos para las habitaciones, tanto de adultos como de más pequeños, pero también puedes arriesgarte empleándolo en baños. La decoración recomendada será la blanca, pero para darle un toque un pelín más rompedor, puedes añadirle amarillo en pequeños toques o rosas pastel. En cuanto a las texturas, ¿qué te parece el terciopelo? ¡Apuesta segura! 

Neutralidad al poder

Si eres de las personas que la rutina o la indecisión les puede, te aconsejamos que en la elección de colores para interiores para tu pared escojas los colores neutros. ¡Nunca aburren y combinan con todo! 

El poder del blanco, color por excelencia, marca tendencia siempre, sin importar los años que pasen. Da igual qué estilo decorativo quieras, porque va con todo. Aunque si la decoración escandinava te llama, no te lo pienses… ¡Todo al blanco! 

Gracias a este color ganarás amplitud en cualquier parte del hogar, es sinónimo de luz y da juego para crear nuevas combinaciones con otras tonalidades que te aportarán alegría a tu hogar.

Nuestra apuesta es combinarlo con más blanco. ¿Sencillo? ¡Para nada! El color blanco frío te proporcionará el doble de luminosidad y hará tu hogar más tranquilo, además de grande. Apuesta por mobiliario, cortinas y detalles en blanco con texturas crochet, como una manta o un macramé. ¿Por qué no? ¡A por el blanco! 

Y si no te convence, puedes darle unas pequeñas dosis de decoración en negro o gris, si quieres algo más de sobriedad, o tonos claros como el beige, el marfin o la madera para más calidez. 

Y por último, pero no menos importante, otro rey de los colores para decorar las paredes neutras es el gris. Ideal para crear multitud de ambientes y matices diferentes, solo tienes que elegir qué color es tu favorito y aplicarlo a cualquier parte de tu hogar. ¡Super versátil! 

Nuestras combinaciones favoritas para esta tonalidad, ya bien sea gris clarito u oscuro, son los colores negros o blancos. Pero también puedes añadir pequeños detalles decorativos en gamas rosas como el lemonade, rouge o flamingo; o en tonalidades tostadas como la almendra o el arena, que te darán una explosión de innovación y dinamismo en toda tu estancia. ¡Atreverse es poder! 

Una vez tengas claro cuales son los colores para interiores que más te definen, le tendrás que dar el toque decorativo que más te guste.

 Si no sabes cuál te informamos sobre las tendencias de decoración que romperán este año y diez tips que harán de tu hogar un lugar más feliz. No te pierdas nada y ¡síguenos en nuestra comunidad @Decommunity!