La arquitectura vernácula, podría considerarse el ancestro de cualquier tipo de edificación. En palabras de Frank Lloyd Wright, se define como:

«Edificio folclórico que crece en respuesta a las necesidades reales, ajustado al entorno por personas que conocían mejor que nadie lo que encaja y con un sentimiento patrio»

Frank Lloyd Wright
arquitectura vernácula
Credits: arquitecturaydiseno.es

La arquitectura vernácula no responde a un estilo arquitectónico en concreto como puede ser, por ejemplo, la arquitectura minimalista. Sino que se trata de la arquitectura que se ha desarrollado en una región concreta a partir de materiales y técnicas locales.

La importancia de esta arquitectura reside en que es reflejo de la cultura y el contexto demográfico de cada región. De esta forma, no son lo mismo las edificaciones vernáculas del continente asiático que las del continente africano, pero tampoco lo son las de diferentes regiones de un mismo continente.

A lo largo de este artículo profundizaremos en qué es la arquitectura vernácula, qué elementos la constituyen y todo lo que deberías saber sobre este tipo de construcciones, que nacen de la necesidad del ser humano de adaptarse a un entorno concreto.

¿Qué es la arquitectura vernácula?

El término vernáculo significa “doméstico, nativo, indígena”, refiriéndose a algo que procede de una determinada cultura o que tiene rasgos propios de la misma.

Cuando hablamos de arquitectura vernácula hablamos de tipos de construcción tradicionales que nacen en ciertos pueblos de forma autóctona y se caracterizan por contar con materiales locales y formas de construcción autónoma.

casas colmena de harran

Desde las Casas Colmena de Harran en Turquía, hasta las Casas Malayas tradicionales que se encuentran en el sudeste asiático.

Lo que hace diferente a estas edificaciones de otras es que, las soluciones adoptadas son un ejemplo de adaptación al medio. Son los propios usuarios quienes apoyados en su  comunidad y en los conocimientos de sistemas constructivos heredados ancestralmente, dan vida a estas construcciones. 

Muchos han sido los arquitectos modernos que han estudiado edificios vernáculos para inspirarse en ellos, incluyendo aspectos de la misma, en sus diseños.

El arquitecto Frank Lloyd Wright describe la arquitectura vernácula como: “edificio folclórico que crece en respuesta a las necesidades reales, ajustado al entorno por personas que conocían mejor que nadie lo que encaja con el sentimiento nativo”.

Por otro lado, Henry Glassie, profesor universitario emérito de la Universidad de Indiana en Bloomington, considera que los edificios vernáculos son aquellos que han pasado de ser menospreciados a ser de gran interés. Este creciente interés, se debe sin duda a que son el perfecto ejemplo de sostenibilidad y optimización de recursos, además de ser pieza fundamental del patrimonio cultural de diferentes grupos.

Este tipo de arquitectura siempre ha estado relacionada con la sostenibilidad y la localización frente a los procesos de globalización. ¿Por qué? Te lo contamos. 

¿Cuáles son los elementos de la arquitectura vernácula?

Los materiales de arquitectura vernácula que se utilizan para su construcción son materiales de proximidad como la madera, el bambú, fibras naturales o las piedras, entre otros.

arquitectura vernácula
Credits: Pexels

Normalmente, los suelos de estas edificaciones son arenosos o arcillosos. Para la construcción del techo los más utilizados son la teja, la paja, tejamanil, la palma y la hoja de caña de azúcar.

Los materiales locales pueden ser diversos en función del lugar, del clima y de las necesidades de los habitantes. Por ejemplo, las áreas ricas en árboles presentan viviendas de madera, mientras que en Oriente el bambú es fundamental para las construcciones.

En el ejemplo de la “Casa Colmenas” de Turquía, antes mencionada, observamos una construcción en adobe, ladrillo y piedra. Todos ellos, materiales típicos de la zona.

Su forma abovedada facilita la construcción y mantiene el calor en los meses de más bajas temperaturas.

No obstante, hoy en día podemos encontrar ejemplos de construcciones vernáculas en la arquitectura moderna. Pero, ¿qué es la arquitectura vernácula moderna? Los arquitectos en la actualidad tratan de realizar diseños más sostenibles.

La utilización masiva de materiales de construcción de producción ha obligado a buscar alternativas para el proyecto arquitectónico.

Por lo tanto, la arquitectura contemporánea utiliza materiales y técnicas heredadas de la arquitectura vernácula. El diseño solar pasivo, las técnicas de emplazamiento, la elevación de la obra rústica y el uso de materiales naturales locales son herencia de la ancestral arquitectura vernácula.

Así,  es cómo se crean las construcciones vernáculas, que son obras perfectamente integradas en el entorno y que son absorbidas por el paisaje.

 Ejemplos de arquitectura vernácula

La arquitectura vernácula ha dejado rastro en todo el mundo, pero en algunas regiones es más evidente su existencia. Veamos algunos ejemplos de ella:  

Casas de bambú en Ecuador

Estas casas están ubicadas en un área rural en la zona costera. Es precisamente en esta zona donde disponen de la presencia de grandes extensiones de bambú, y dos montañas de bosque húmedo que rodean el terreno.

casa de bambú
Credits: Pexels

Se convirtió en el escenario idóneo para ser potencializado a través del proyecto y generar el vínculo que los dueños requerían con el paisaje. Además, incorpora elementos tradicionales de las construcciones de la costa ecuatoriana.

Casas malayas tradicionales del sudeste asiático

casas malayas tradicionales arquitectura vernacula.

Podemos encontrar estas viviendas en la Península de Malaca, Sumatra y Borneo. En la mayoría de estas casas predominan la madera y el bambú. No obstante, presentan variaciones dependiendo de la región en la que se encuentren.

Como es propio de la arquitectura vernácula, las viviendas están pensadas con el fin de poder ser reutilizadas en un futuro.

Todas ellas se construyeron sobre pilotes, en previsión de soportar inundaciones, protegerse de ladrones, animales salvajes y mejorar la ventilación.

Los techos suelen estar diseñados a dos aguas y algunos de ellos presentan ornamentaciones, al igual que en toda la fachada. 

Los palafitos

arquitectura vernácula ejemplo de palafito

Este tipo de construcciones se pueden encontrar en muchas regiones del mundo, como en países de Sudamérica, la zona del caribe y en el continente asiático. Sin embargo, se sabe que en Europa también existieron los palafitos en el área de los Alpes.

Los palafitos se caracterizan por estar edificados sobre lagos, lagunas y caños. Aunque también se establecen a orillas del mar, como sucede en Chile, o en tierra firme.

Se apoyan en estacas o pilares de madera, a una altura determinada para que, si el agua sube, la casa no se vea perjudicada. Además de la madera, también se utiliza paja.

Los Iglús

arquitectura vernácula ejemplo de iglú

El iglú es una de las edificaciones más conocidas y propias del Ártico y Alaska. Su nombre significa “casa o edificio” y también “casa de nieve”, ya que se construyen a base de bloques de hielo.

Su forma de cúpula viene dada por la base circular, y el iglú se va construyendo de 

forma ascendente y en espiral. Esto quiere decir que se irá colocando progresivamente mayor cantidad de hielo.

Lo que no falta nunca en estas construcciones son el túnel de entrada y un agujero en la parte superior para que ventile el interior. En ocasiones, también suelen contar con una ventana encima de la entrada.

Por lo tanto, se podría entender la arquitectura vernácula como la propia de cada zona. 

Si te gusta la arquitectura vernácula y quieres descubrir grandes proyectos como los mencionados anteriormente, te invitamos a seguir la cuenta @_archidesignhome_ un paraíso para los amantes de la arquitectura a todos los niveles.